Google Glass, la tecnología en tus ojos

Parecen unas gafas comunes y corrientes, con la montura más gruesa de un lado; pero las Google Glass son dispositivos wearable que pueden abrir tus ojos hacia un nuevo mundo digital.

Como todos sabemos, Google es mucho más que un buscador; su tecnología va desde la creación de bots para reemplazar la labor humana en diversas tareas, hasta grandes proyectos de ingeniería desarrollados en Google X, una de sus muchas divisiones. Uno de sus muchos proyectos es Google Glass, un wearable que permite explorar y compartir el mundo a través de un par de lentes.

El programa beta para desarrolladores ya ha sido lanzado y les permite a sus portadores:

  • Recordar reuniones y eventos de calendario.
  • Actualizar la actividad en redes sociales.
  • Dar direcciones.
  • Dar actualizaciones del clima local y el tráfico.
  • Capturar y compartir fotos y vídeos.
  • Enviar menajes o activar aplicaciones por comandos de voz.
  • Realizar búsquedas en Google.
  • Participar en vídeo-chats en Google Plus.

Google Glass puede proporcionarnos toda la información que le solicitemos; por ejemplo al visitar una ciudad nueva podemos buscar hoteles, lugares turísticos, restaurantes, conocer la historia de edificios históricos o las carteleras de cine o teatro.

Además es posible utilizar estas gafas para saber más de las personas gracias al acceso a redes sociales y a programas de reconocimiento facial, pues podemos ver sus perfiles en las plataformas sociales, así acabemos de conocer a una persona. En un futuro, además podremos utilizar programas de reconocimiento facial

¿Qué hace funcionar a Google Glass? Las gafas se encuentran llenas de chips, sensores y dispositivos de retroalimentación; podemos controlarlas mediante un pad táctil a un lado derecho de los lentes, este responde ante el contacto con el dedo, basta con deslizarlo horizontalmente para navegar en los menús del dispositivo. También podemos utilizar comandos de voz, los cuales suelen comenzar con la frase “OK, Glass” y podemos pedirle que tome una foto o vídeo, actualice nuestras redes y todo lo mencionado arriba.

Si bien podemos usar nuestros lentes para fotos y vídeos sin tener acceso a Internet, para obtener el mejor beneficio es necesario hacerlo mediante Bluetooth, WiFi o con el chip SirFstarIV, sistema de posicionamiento global GPS que permite a los lentes determinar su localización mediante el sistema satelital.

La resolución de la cámara es de 5 megapixeles para fotografías y 720p para vídeos; el altavoz es de conducción ósea que viaja desde el cráneo hasta el interior del oído. La cámara y el altavoz permiten realizar llamadas de vídeo conferencia, aunque las personas podrán ver lo que estamos viendo al momento.

Además, los lentes cuentan con un sensor de proximidad y luz ambiental para determinar si están siendo usados o fueron removidos o si pestañeamos, acción que abre la opción para enviar comandos como “tomar una foto” con solo un gran pestañeo. Otro sensor es el InvenSense que detecta movimientos.

Google Glass necesita energía para funcionar, esta es provista por una batería de polímero de litio con una capacidad de 2.1 vatios-hora, que encaja por detrás del oído derecho. Cargar la batería solo tarda 45 minutos al usar el cable que viene con los lentes.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta