Tecnología robótica solucionaría problema de falta de estacionamiento en las grandes ciudades

Uno de los grandes retos de las grandes ciudades es atender a todas las necesidades de tránsito y movilidad que requieren sus pobladores, tales como el mantenimiento de vialidades, semaforización e instalación de señalamientos y, en general, la modernización de toda la infraestructura que permita una circulación más eficiente, siendo parte importante de esto último la construcción de estacionamientos.

Sin embargo, la falta de lugares donde aparcar en los sitios de mayor conflicto vehicular, que generalmente se sitúan en los centros administrativos de las urbes, entre otras zonas de influencia, hace que sea de particular relevancia la economización de espacios, cuestión que puede resolverse implementando estacionamientos con tecnología robótica.

¿Cómo un estacionamiento robótico puede resolver el tráfico?

En opinión del experto en infraestructura de movilidad, Daniel Madariaga, implementar sitios de este tipo en la Ciudad de México “liberará los espacios que ocupan los coches al estacionarse en la vía pública, por lo cual sería equivalente a construir uno o dos carriles más de vialidad en aquellas ubicaciones en donde hay mayor congestión”, por lo que, siguiendo esto, podríamos imaginar una libre circulación en las calles de toda la zona centro y aledañas sin ningún cordón destinado a dejar los coches –donde en muchos casos además ya se pagan cuotas por medio de parquímetros—, logrando que las vías de allí fueran más fluidas.

Ahora bien, en cuanto al problema del espacio, estos desarrollos permiten un mejor aprovechamiento de él al estar integrados por sistemas automatizados de elevación que, sin necesidad de que el conductor tenga que hacer maniobra alguna, colocan los automóviles en plataformas con varios niveles, uno arriba de otro, optimizando la superficie total del lote donde se encuentra construido.

Ejemplo de ello es el estacionamiento del edificio ubicado en Reforma 180, en donde en un sitio de sólo 13 mil 600 metros cuadrados se pueden albergar hasta 700 unidades.

Aunado a ello, se suman otras ventajas medioambientales que estos desarrollos procuran, pues, en primer lugar, utilizan en su mayoría energía sustentable adquirida por medio de paneles solares y, en segundo, cuentan con diversos recursos que procuran el cuidado de la ecología, como recolectores pluviales e incluso áreas verdes.

Al respecto, Daniel Madariaga reveló a un importante medio nacional que “aplicar mejores tecnologías en el sector de estacionamientos ayudará significativamente a disminuir la huella ecológica de las ciudades mexicanas”, por lo que él mismo se encuentra comprometido en varios proyectos de este tipo.

Esta entrada fue publicada en Robotica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario