Consejos útiles para que tu empresa esté siempre a la vanguardia en el mercado

Entérate de qué son los Estudios Ad- Hoc y por qué tu empresa los necesita:

Entre los estudios de mercado existen algunos que son elementales y por lo mismo resultan aplicables a todas las empresas. Sin embargo, en la medida en que tu negocio crece, las necesidades de tu mercado se vuelven –como también ocurre con él mismo– más específicas.

Al llegar a este punto es natural que el conocimiento que creías tener de tus clientes no sea suficiente en función de diversificar tu oferta de productos o servicios; porque notes que has perdido la preferencia de algunos consumidores fieles o porque estés considerando aventajarte a la competencia en algún aspecto.

Para encontrar soluciones efectivas a estas y otras situaciones, existen los estudios Ad- Hoc, que no son sino aquellos que se elaboran para atender la necesidad específica de una empresa. Entre los aspectos relevantes que se obtienen de ellos están los hábitos y actitudes de los clientes antes, durante y después de tomar la decisión de compra, la revisión de la efectividad de campañas publicitarias anteriores, el diagnóstico de problemáticas y la percepción de tu marca frente a la competencia, entre otros.

Para llevar a cabo estos estudios, la alternativa más segura es contratar el servicio de una agencia de investigación de mercados.

Comprende la importancia de evolucionar al ritmo de cambio del mercado:

La razón por la que algunas estrategias que solían funcionar cuando iniciaste parecen haber perdido efectividad, es que al ser el mercado una entidad cambiante, sus transformaciones se ven reflejadas de manera directa en el consumo. De ahí la necesidad de identificar qué comportamientos de tus clientes generan hábitos (entendiendo estos últimos como comportamientos de compra repetitivos) a los que tu oferta pueda responder, así como detectar los acontecimientos o tendencias que puedan generar nuevos hábitos. Entender estas dinámicas es clave tanto para mantener tu vigencia como para diversificarte.

Identifica qué tipo de estudio necesitas:

Con base en la información que quieras obtener. Por ejemplo, puedes solicitar un análisis llamado ‘Brand Equity’ si lo que deseas saber es cómo diferenciar tu marca de la competencia, determinar si la imagen que estás proyectando coincide con la que quieres transmitir a tus clientes y si tu propuesta está llegando al segmento adecuado. De igual manera puedes optar por un estudio del tipo ‘Brand Tracking’ para conocer el nivel de aceptación del que goza tu marca y su impacto real en el mercado.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario