El arte llega a la tecnología desde pantallas

La tecnología está en todas partes, incluso donde uno menos lo espera los avances tecnológicos logran crear innovaciones en distintas áreas. En esta ocasión hablaremos de cómo la tecnología ha influid en el mundo del arte que nos permite apreciarlo desde otra perspectiva.

Una importante compañía de tecnología convirtió las pantallas de un televisor en un objeto artístico. Este concepto ya ha sido presentando en diferentes galerías y museos de gran prestigio en el mundo, pero es la primera que llega a México. El concepto llamado The Frame llegó a nuestro país en el Polyforum Siqueiros, donde se instaló una galería digital con obras de artistas mexicanos como Gerardo Chapital, Javier Peláez y Roberto Cortázar.

Esta importante apuesta ha sido tan bien recibida que incluso la compañía que la lanzó obtuvo el premio por la mejor innovación en el CES 2017, que es el evento internacional más importante de tecnología. Y es que la combinación entre tecnología y diseño fue lo que sin duda ha impactado a miles de espectadores que han tenido la oportunidad de verlo.

Cuando las pantallas se encienden se proyectan las imágenes en una tecnología de 4K Ultra HD, la mejor calidad de imagen disponible para que las obras de arte se pueda disfrutar con gran calidad. Y es que no sólo es la tecnología la que logra crear el gran impacto, lo es también la combinación con el arte.

Para trabajar en un estilo único la compañía pidió la colaboración del diseñador Yves Behar quien contribuyó con la estética del producto diseñando un marco impecable, el cual se fabricó con un bisel de 40 mm y que además se puede personalizar con marcos de color blanco, madera o miel y además tienen un soporte que se puede desmontar para colocarse en cualquier sitio.

Se espera que para la primavera del próximo año esta tecnología pueda estar disponible para que cualquier consumidor pueda adquirirla y disfrutar de las opciones que le presenta, así cuando no esté viendo la televisión tendrá en su hogar la representación de una pintura o una fotografía, sólo bastará con encender la pantalla en Modo Arte y listo.

Para lograr la armonía que cada espacio requiere, The Frame utiliza un sensor de brillo que se ajusta continuamente a la iluminación del ambiente. Además, su sensor de movimiento detecta el desplazamiento de las personas, colocando la pantalla en modo de ahorro de energía cuando nadie está en la sala, y encendiéndose de nuevo cuando alguien entra.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario