La tecnología mejora la seguridad pública

La inclusión de la tecnología en la vida cotidiana es cada vez más tangible. Cada vez es más común que las personas utilicen tecnología para ayudarse con las actividades cotidianas, sin embargo, así como la tecnología ayuda a la sociedad, también se ha convertido en un peligro para la misma.

Lamentablemente muchas personas han visto la oportunidad en la tecnología para realizar actos delictivos, por ejemplo utilizar redes sociales para organizar saqueos o aprender a desconectar alarmas para robar autos o casas.

Pero si la tecnología está ayudando a los delincuentes a cometer delitos, ¿qué se puede hacer al respecto? La respuesta es utilizar tecnología para combatirlos. Las autoridades deben estar a la vanguardia en desarrollos tecnológicos para usar a su favor y combatir los actos criminales.

En este sentido la Ciudad de México fue una de las primeras entidades en el país en comprender la necesidad de equipar con tecnología de punta a la capital en beneficio de la seguridad pública, para lograrlo instalaron todo un centro de control tecnológico que sirve como centro que recopila toda la información y se encarga de organizar el despliegue de elementos policiacos para atender a los capitalinos.

Este centro es conocido como el Centro de Comando, Control Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México o también llamado C5. La empresa mexicana Seguritech fue la encargada de abastecer con las mejores herramientas tecnológicas al sitio.

El C5  e encarga del monitoreo a través de cámaras de videovigilancia, canaliza las llamadas telefónicas de los ciudadanos para alertar de situaciones de emergencia a través del uso de aplicaciones tecnológicas de inteligencia.

Seguritech se encargó de instalar recursos como cámaras de videovigilancia en lugares estratégicos de la capital para vigilar y captar actos delictivos. De tal forma que cuando el centro recibe una llamada de alerta de un ciudadano en ese momento puede enfocar la zona donde se está cometiendo el delito a través de todas las cámaras disponibles, de esta forma puede orientar a los elementos de seguridad para que arriben al lugar o puedan perseguir a los delincuentes.

La tecnología que se utiliza para la seguridad pública en la Ciudad de México ha sido clave para resolver cientos de casos que se presentan diariamente y poder detener a los delincuentes. Las cámaras de videogilancia son sólo una parte del complejo sistema tecnológico con el que cuenta el C 5 para mantener a la ciudad segura.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario