Sony lanza nueva cámara fotográfica

Quienes hemos tenido un producto de la marca Sony, sabemos que se comprometen con la calidad y la durabilidad. Desde sus consolas, aparatos de sonido, Smartphone, televisiones, etc., han comprobado por qué es una de las marcas líderes en el mercado de la tecnología. Hoy como hace un año, Sony ha anunciado el lanzamiento de una de sus cámaras más compactas y con mejor desempeño en el mercado: la Sony RX100 III.

La Sony RX100 III es una cámara que podría sorprendernos por su diminuto aspecto, sin embargo las anteriores nos han demostrado que el tamaño no tiene nada que ver con el rendimiento y calidad de foto. Esta cámara intenta dar en un pequeño cuerpo las opciones que tienen los amantes de la fotografía profesional en una cámara grande y vistosa, y desde su primer modelo al parecer lo han logrado. Pero ¿Qué es lo que atrae tanto de este pequeño integrante de la familia Sony?

Para empezar, su sensor de una pulgada tipo CMOS nos ofrece una excelente resolución de 20 megapíxeles, nada despreciable para sus pequeñas dimensiones. Esta característica la ayuda a definirse como una de las cámaras compactas con el sensor más grande, esto aunado a sus ya conocidas lentes Karl Zeiss, en este caso una lente tipo F1.8 Zeiss Vario-Sonnar T, nos da como resultado una amplia apertura, una mejor captura y fotos de una calidad superior.

Su procesador BIONZ, anteriormente encontrado solamente en las Reflex, proporciona una resolución de imagen máxima, ya que procesa digitalmente a gran velocidad, generando imágenes dinámicas, claras y de gran fidelidad con los colores originales alcanzando velocidades de hasta 10 fps utilizando el disparo continuo. Tenemos con esta cámara la opción de un estabilizador de 5 ejes, que nos da como resultado excelentes videos en calidad HD a 50 Mbps con un soporte XAVC S.

El peso total de la cámara Sony RX100 III con la batería incluida es de menos de 300 gramo; fabricada en aluminio con apenas 101.6 x50.1 x 41.0 mm de dimensión, da a la experiencia fotográfica un nuevo nivel en portabilidad y calidad.

Ahora que para los amantes del “selfie” esta cámara también ofrece opciones con su visor retráctil con tecnología OLED que ofrece una resolución de 1.440.000 puntos y con la garantía de una lente ZEISS, así, gracias a la pantalla abatible con mejores posibilidades de movilidad, podemos enfocarnos perfectamente en nuestro selfie para las redes sociales.

Una excelente opción para quienes buscan fotografías de niveles profesionales en una máquina compacta.

Esta entrada fue publicada en Fotografia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario