Impresión 3D: un mundo de posibilidades a un botón de distancia

La tecnología no solamente ya ha alcanzado nuestras fantasías más salvajes de avance impensable, sino que las ha rebasado y ahora las ve desde lejos mientras avanza a velocidad de la luz ¿Hacia dónde?, la única manera de averiguarlo es verla avanzar. Ya hace poco hablábamos de cómo la tecnología ayudó en Japón a reemplazar toda una planta de empleados de una granja exitosamente, lo que no se supo si celebrar o temer, pues cuando la máquina puede reemplazar al humano, es tiempo de empezar a cuidar nuestras espaldas.

De lo que hablaremos hoy no es más que un invento revolucionario para diferentes áreas del día a día humano y es nada más y nada menos que la impresión 3D. La impresión 3D es ni más ni menos que la creación de diferentes objetos a partir de una máquina de impresiones similar a la que utilizamos para imprimir en papel, sin embargo con esta novedosa invención podemos depositar en la máquina un buen número de materiales y programarla para imprimir desde telas hasta nuestro platillo favorito.

Esta técnica tiene apenas unos años en el mercado y si bien es cierto que se ha perfeccionado aun sigue siendo una técnica bastante novedosa utilizada en la construcción de partes y montajes así como piezas de máquinas, prototipos y otros objetos que se puedan ensamblar fácilmente. Así también, las industrias hacen uso de la impresoras 3D para disminuir los tiempos de producción y también para crear aparatos inimaginables.

El giro importante que se le ha dado a la impresión 3D es el de utilizar materiales biológicos para crear herramientas e instrumentos reciclables. Lo más impresionante de estos aparatos es que tienen la capacidad de imprimir hasta diez materiales a la vez, como lo pueden ser plástico, cerámicos, concreto, metales, alimentos, sustancias biológicas, cera entre otros.

Por ser un invento tan inesperado se le tienen puestas muchas expectativas, por ejemplo, en un futuro se espera encontrar la manera de utilizar dicho aparato para “hacer” órganos humanos que puedan ayudar a las personas que se encuentran en lista de espera para trasplantes a no tener que esperar durante meses e incluso años para tener el órgano que les ayudará a sobrevivir, así como ya ha ayudado a algunas personas a tener de vuelta una pierna o un brazo que perdieron en un accidente.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario