Cómo evitar la temida “trampa del blogger”

El mundo del Blogger es uno de los más atractivos en la actualidad, especialmente porque hoy en día podemos vender prácticamente cualquier cosa a través de Internet, mediante anuncios Google u otras plataformas; trabajar desde casa y administrar nuestro tiempo es una de las principales razones que nos llevan a tener un blog o página web propia. Sin embargo, de los blogs y páginas web nuevas  sólo entre el 90 y 95% sobreviven al primer año de su creación.

Todos hemos sido testigos de que los expertos en manejo de redes sociales transmiten mensajes de blogs o páginas web y tienen un éxito impresionante, aún a pesar de que su contenido no siempre es tan bueno. Y creemos que podemos mejorarlo -muchos bloggers lo consiguen-, pero aún así no alcanzan esas cifras mensuales a nivel de seguidores, tráfico a la página e ingresos, por lo que deciden abandonar el apasionante mundo del blogger. A esto se le conoce como la “trampa del blogger” pues esta profesión se ha convertido en una de las más deseadas y admiradas, para no caer en esta trampa debemos:

  • Tener expectativas realistas. Es verdad que el blogging es muy apasionante, pero creer que en una semana tendremos miles de seguidores (orgánicos) es irreal; para conseguir suscriptores necesitamos contenido de calidad, por lo que podemos observar a otros bloggers y mejorar lo que ofrecemos.
  • La práctica hace al maestro. La mayoría de los bloggers tiene una larga trayectoria y experiencia en el mundo del blogging, por lo que fácilmente puede escribir artículos atractivos y que realmente conecten con su audiencia. Para esto hay que practicar, escuchar a nuestros seguidores y seguir aprendiendo cada día más.
  • Hechar mano del contenido multimedia. Muchos de nosotros tenemos mayor talento con la expresión visual u oral, por lo que podemos crear infografías, imágenes, podcasts o vídeos que además de compartir en una página web, podemos llevar a las redes sociales o a foros para generar aún más seguidores.
  • Disfrutar de lo que hacemos. Tal vez el mejor tip, pues cuando nos obsesionamos comenzamos a quedarnos sin ideas para actualizar nuestro blog, mientras que si seguimos disfrutando podremos meter contenido fresco, actual y relevante, que llame la atención de aquellas personas a las que queremos alcanzar.
  • Utilizar herramientas de pago. Hoy en día tanto Google como Facebook y Twitter nos ofrecen herramientas para generar seguidores con un pago, esto es de gran ayuda pues podemos segmentar a los usuarios por sexo, edad, intereses y ubicación geográfica, lo que garantiza que tengamos como seguidores a aquellas personas que realmente se interesen por nuestro blog o página web. Esto es de gran ayuda, especialmente al principio, cuando no tenemos más seguidores que nuestra familia y amigos.
  • La constancia es la clave. Cuando tenemos un blog propio es muy importante ser constantes; habrá algunos posts que no tengan el impacto que deseábamos, pero otros lo superarán, lo importante es no abandonar nuestro blog más tiempo que una semana.

Tener un blog o una página web no debe ser una “carrera de velocidad” sino una de resistencia, por lo que debemos ser pacientes, seguir las tendencias que nos marcan los usuarios y las redes sociales y explotar al máximo nuestra creatividad.

Esta entrada fue publicada en Administrador de contenidos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario